14 feb. 2012

¿CÓMO TOMAR LAS DECISIONES ADECUADAS?


Las decisiones en cualquier ámbito de la vida son verdaderamente importantes, definen el rumbo de las cosas, pero en negocios se convierten en un aspecto crítico, en una cuestión determinante en la administración de tu empresa o proyecto, por ende no pueden partir de corazonadas o simplemente atinarle por golpes de suerte.
Cuando tomamos decisiones en nuestras empresas deben estar fundamentadas en información confiable y oportuna, tomarse desde una perspectiva global y verificar el impacto que tendrán en la marcha de tu negocio, por ello en la estrategia de ésta semana te digo en tres pasos ¿Cómo tomar las decisiones adecuadas? 

El primer paso para ésta estrategia consiste en disponer de información suficiente para basar en ella la toma de decisiones, y así tener un sustento para cualquier curso que se elija, lo cual disminuye la  incertidumbre y sobre todo, el riesgo de que las cosas salgan mal, pero no toda la información sirve, para que ésta te sea útil debe ser oportuna, relevante y confiable, si la información de que dispones no cumple con alguna de éstas tres características entonces las decisiones que bases en ella no serán las adecuadas.


Basta decir, que la fuente primordial de información en los negocios es la contabilidad, ya que incluye registros de ventas, cobros, recursos, deudas, obligaciones y toda la situación financiera de tu empresa, ahora que si quieres información sobre tus clientes establece un sistema de información que te diga quienes te compran, que cantidad, cada cuánto lo hacen, entre otras cosas.

Toda decisión además de tomarse sobre bases informadas debe incluir una perspectiva general de las circunstancias implicadas en ella, es decir, que quien las toma habrá de tener una visión global de todo el contexto de su decisión, así como de las cuestiones que pudieran impactarle de forma positiva o negativa, y que cambiarían el rumbo de la situación abordada.

El tomador de decisiones debe ser capaz de prever, por ejemplo, si pretendes lanzar una promoción de 2 x 1, antes verifica si tu nivel de inventarios te permite tener un margen de utilidad adecuado, piensa en desarrollar una campaña publicitaria a ese respecto y el impacto benéfico que tendría en tu liquidez, el efectivo disponible en éste momento, así como, la manera en la que tus clientes tomaran tal promoción, es decir, ataca todos los frentes posibles y diseña planes alternativos por si algo no saliera como esperas. Ello constituye el segundo paso de la estrategia.


Por último, y como tercer paso de ésta estrategia, tenemos a la medición de resultados, ya que todo tiene una relación de causa efecto, mientras uno lleva a cabo tal acción, esa misma generará un resultado como consecuencia, en negocios esos resultados son lo más importante, definen si una decisión tomada fue correcta o errónea y dan forma al impacto que la decisión tuvo sobre la marcha de la empresa, partiendo de la importancia que tienen.

La persona que tenga a su cargo la toma de decisiones, debe establecer indicadores claros que le digan si lo que se pretendía se consiguió o no, éstos indicadores se expresan en términos cuantitativos, ya sea un incremento porcentual en las ventas, una disminución en el monto total de gastos o un aumento en la productividad del empleado que antes producía 4 artículos por hora y ahora 6, sea cual sea tu ámbito de decisión, si partes de las premisas aquí planteadas podrás en todo momento tomar decisiones adecuadas.


ALFREDO COBOS.



Visita www.alfredocobos.com.mx para descubrir más información y seguir aprendiendo.

7 feb. 2012

¿CÓMO CUMPLIR CON TODAS TUS OBLIGACIONES FISCALES?


Es muy común escuchar a los empresarios quejarse repetidamente de la fuerte carga fiscal que incluye la legislación aplicable en  nuestro país a éste respecto, y es que podemos estar seguros que a nadie le encanta pagar, ningún empresario es afecto a sacrificar una porción de sus utilidades para cumplir con estas obligaciones, pero pagar impuestos más que un problema es un deber.

Nuestra constitución claramente establece que es obligación de todos los mexicanos contribuir al gasto público, es un tema que no está a discusión, en cualquier lugar del mundo nadie está exento de pagar impuesto, por ello y para que te evites problemas con hacienda, en la estrategia de ésta semana te digo en tres pasos ¿Cómo cumplir con todas tus obligaciones fiscales?

El primer paso de ésta estrategia consiste en tener bien claras tus obligaciones, la más básica y fundamental es estar inscrito al Registro Federal de Contribuyentes, ya sea que lo hagas como persona física o persona moral, es la primer acción para dar cumplimiento a todas éstas cuestiones, una vez que lo hayas hecho el mismo sistema te arrojará una lista de obligaciones en la que se especifique que trámites debes cumplir y con qué periodicidad habrás de hacerlo, dicha lista se elabora en función de las actividades que realices y el monto de ingresos que esperas recibir.

La obligación inmediata será cumplir con pagos provisionales del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y del Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU), esto es adelantar la parte de impuesto causada durante el mes, a cuenta del impuesto anual, así también debes realizar el pago definitivo del IVA a cargo que corresponda, para ello tienes como fecha límite el día 17 del mes inmediato posterior al que declares. Cabe decir que si no tuvieras utilidades no pagas impuestos, pero debes informarle al fisco vía internet de las razones por las que no se realiza el pago en el mismo plazo.

Pero el total de tus obligaciones fiscales no solo incluye a aquellas que implican pagar impuestos, como contribuyentes la ley nos obliga a informar, sí informar sobre las relaciones que efectúas con tus proveedores, ello mediante la DIOT, es decir la Declaración Informativa de Operaciones con Terceros, en ella damos cuenta del monto total comprado a cada uno de nuestros proveedores de bienes y servicios y el IVA que tales operaciones generaron.

La razón para presentar la declaración informativa de operaciones con terceros es que la autoridad fiscal dispone de instrumentos para cruzar información, entre lo que declara como ingreso cada contribuyente y lo que quienes le compran informan, con el objeto de evitar la evasión. Tambien es menester informar acerca de los conceptos que sirvieron de base para el cálculo del IETU, con lo que el fisco verifica que el monto que pagas por ese concepto es el correcto.

Finalmente, debes presentar la famosísima declaración anual, esta es la obligación más importante en materia fiscal, se realiza una vez al año, e incluye el cálculo del Impuesto Sobre la Renta y el Impuesto Empresarial a Tasa Única del ejercicio, además de información referente al IVA que hayas cobrado y pagado  en cada mes del mismo periodo.

Si tu empresa es persona moral le corresponde realizar la declaración anual en el mes de marzo, pero si eres persona física tendrás que hacerla en el mes de abril y además podrás efectuar deducciones personales como honorarios médicos, dentales, prótesis e incluso colegiaturas.

En conclusión pagar impuestos es una obligación ineludible de todo mexicano, que te da derecho a exigir servicios públicos de calidad y transparencia en la aplicación del gasto público, por ello más vale estar al día y así evitarte problema con la temida lolita.



ALFREDO COBOS.

Visita www.alfredocobos.com.mx para descubrir más información y seguir aprendiendo.

31 ene. 2012

¿CÓMO SABER SI ESTÁS HACIENDO BIEN LAS COSAS?


Cuando iniciamos un proyecto siempre tenemos la duda de si estaré o no haciendo bien las cosas, si los cursos de acción que he tomado son los correctos, si todo saldrá como esperado, obviamente nadie puede garantizarnos que todo lo que hagamos llegue a buen puerto, lo que si podemos hacer es reducir la incertidumbre.
Para reducir la incertidumbre podemos valernos de indicadores que nos digan si lo realizado es lo correcto y si conseguimos lo que en un principio nos habíamos planteado, esto vendría a aumentar la certeza en cualquier cosa que decidas y sobre te ayudará a profesionalizar tus negocios, por tal motivo en la estrategia de ésta semana te digo en tres paso ¿Cómo saber si estás haciendo bien las cosas?



Paso número uno, define indicadores, un indicador es un elemento cuantitativo, es decir expresado en cantidades o en dinero, que te dice la realidad de una situación dada, por ejemplo, si yo quiero saber si mi negocio ha sido exitoso a lo largo del tiempo, bastará con ir a las utilidades de varios periodos y compararlas para determinar su crecimiento,  ése en sí, ya es un indicador, si yo quiero conocer que tan seguro es mi lugar de trabajo, entonces bastará con numerar los accidentes habidos en el último año, el número total de accidentes es otro indicador, y si en cambio yo quisiera saber cuántas veces al año vendo el total de mi inventarios, entonces habré de determinar un indicador de rotación de inventarios para tal efecto.
Es fundamental determinar indicadores para las funciones que consideres importantes en tu negocio y que además reflejen si estas o no haciendo bien las cosas, esos indicadores podrían ser el monto de total de ventas, el número de clientes, el costo de lo que vendiste, el monto de los gastos generados en la operación diaria del negocio, entre otros
.
Paso número dos, analiza, los números por si solos no te dicen nada, son simples cifras, pero adquieren relevancia cuando éstos se dotan de sentido a través del análisis y su respectiva interpretación, ello implica saber que dicen o tratan decir en realidad, el análisis es el complemento perfecto para los indicadores, uno no podría darse sin el otro, ya que los números por si solos son mudos, mientras que sin indicadores no hay nada que analizar.
Para realizar el proceso de análisis de indicadores aplica métodos de comparación a periodos distintos correspondientes tu misma empresa, determina porcentajes de crecimiento de cada elemento, trata de establecer tendencias, e incluso, de ser posible, compara los resultados de tus indicadores con los de tu competencia o tu sector económico, apóyate de gráficas, cuadros comparativos y demás elementos que visualmente faciliten su entendimiento.

Paso número tres, toma decisiones, ya que diseñaste indicadores y pudiste analizarlos para saber qué es lo que efectivamente dicen de tu empresa, llega el momento de utilizar esa información a tu beneficio, si los resultados dicen que tu negocio está haciendo bien las cosas, felicidades, pero no implica que no hagas nada, por el contrario, te da la pauta para seguir creciendo.

Si en cambio  notas que algunas cosas van bien pero otras no marchan cómo quisieras, entonces debes apretar tuercas en las cuestiones que no se están concretando y ajustarlo de tal manera que puedan enderezar el camino.

Pero si  por el contrario, descubres que nada de lo que se ha hecho cumplió con los objetivos establecidos, es tiempo de replantear tus estrategias, de quemar las naves y volver a empezar, modificar tu enfoque y tus procesos a fin de que puedas lograr eso que tanto anhelas y que es la razón fundamental por la que iniciaste tu negocio. Toda enfermedad que padezca tu negocio puede ser curada si se detecta a tiempo.



ALFREDO COBOS.


Visita www.alfredocobos.com.mx para descubrir más información y seguir aprendiendo.