10 ago. 2011

Alfredo Cobos en Noticieros Mayavisión (09/08/2011)

Les comparto mi participación semanal en Noticieros Mayavisión hablando de negocios en la sección de finanzas.




No se lo pierdan todos los lunes a las 9:00 pm por el Canal 26 del sistema de cable local o en http://www.mayavision.com.mx/. Mayavisión, donde tienes todo que ver.

9 ago. 2011

¿CÓMO AGREGARLE VALOR A TU NEGOCIO?

Existen dos cuestiones que hoy día son tendencia el mundo, los negocios de aventura, que promueven un turismo y actividades recreativas enfocadas a los deportes extremos y el contacto con la naturaleza, y los negocios sustentables, que buscan preservar el medio ambiente a la vez que generamos bienes y servicios.

Ésta es una muy buena combinación, que definitivamente le agrega valor a la actividad económica, seguramente tu también quieres agregarle valor a lo que haces, es por ello que en la estrategia de ésta semana, te digo en tres pasos ¿Cómo agregarle valor a tu negocio?

Como primer paso, es importante definir qué es eso de agregarle valor a los productos o servicios, se define como el beneficio que se obtiene del proceso de intercambio, es decir, la satisfacción final con que se queda el cliente y el negocio, la cual va mucho más allá del precio o de la industrialización de productos básicos, tiene que ver con la satisfacción de las necesidades de los consumidores a la hora de que la empresa se pone en su lugar, y genera riqueza no solo para sí misma sino para toda la comunidad.

Dicho de otro modo, agregarle valor a los bienes y servicios implica una relación de ganar- ganar, en la que la empresa se hace más rentable y genera mayores utilidades, mientras que el cliente percibe un mayor beneficio, producido por esos bienes o servicios, y dicha permanece en el tiempo.
El segundo paso, es saber cómo vamos a agregar valor, aunque se dice fácil, requiere de convicción por parte de la empresa, ya que antes que nada debemos analizar a profundidad qué estamos haciendo hoy en día y que tanto satisface eso a nuestros clientes, debes revisar cada eslabón de la cadena productiva.

Por ejemplo, en el caso de manufactura, puedes reducir los tiempos para tener productos más pronto, aumentar la calidad de tus procesos de creación o brindar la mayor calidad posible a un precio, todo ello ya es agregarle valor a tus productos y servicios, otro eslabón importante es el transporte y logística, es decir, la manera en la que harás llegar tus productos a sus consumidores, ello implica reducir los tiempos de espera o hacerlo al mínimo costo posible, también eso agrega valor.

Otras formas de agregar valor a tu negocio, tienen que ver con el abastecimiento y el servicio, para el abastecimiento puedes gestionar de mejor forma tu relación con proveedores, lo que te permitirá tener menores costos de materia prima, y por ende de producción, así como buscar eficiencia en la entrega o reducir gastos de almacenaje.

Para el servicio, baste con reducir el tiempo de espera desde que un cliente llega a tu local u oficina y hasta que es atendido o la forma en que se le atendió, todo ello son sencillas formas de agregar valor.

Pero ¿Para qué hacerlo? Muy simple, para ser más competitivos, para reducir tus costos y con ello aumentar ganancias sin tener que subir precios, para conquistar mercados más exigentes, para mantener fidelidad en tus clientes, así que por donde lo veamos, agregar valor, nos beneficia a todos.

ALFREDO COBOS.

2 ago. 2011

¿CÓMO PREPARARTE PARA EXPORTAR?

La exportación es definitivamente una opción importante de negocio para muchos de los productores agrícolas y artesanos de nuestro país, en muchos rincones de México hay casos de éxito en ese sentido, por ello es clave voltear a ese importante sector que sostiene a tantas y tantas familias, y a éste respecto el principal reto para ellos siempre es la comercialización y su forma de superarlo es buscando convertirse en exportadores, es por tal causa que en la estrategia de ésta semana, te decimos en tres pasos ¿Cómo prepararte para exportar?

El primer paso consiste en determinar si nuestro producto es exportable, es decir, saber si es competitivo en un contexto internacional, pero ¿cómo hacer esto? Debes comenzar por descubrir si cumples con los estándares de calidad internacionales, en tal medida que tus productos se abran las puertas de un solo golpe gracias a su alta calidad.

Asegúrate de contar con la capacidad de producción suficiente para hacer frente a la demanda de tus clientes globales, y sus exigencias de entrega a tiempo y flexibilidad para cumplir con los términos de sus respectivos contratos de exportación.

Una vez que estás seguro de tener un producto exportable, es tiempo de saber a quién vas a vendérselo, y es que no podemos intentar venderle a todos, imagínate, si en el entorno local siempre es complicado definir tu nicho de mercado y sus características, en un ámbito global éste se convierte en un problema mayúsculo, y para darle solución basta con llevar a cabo un análisis a conciencia de la demanda internacional de tus productos.

Para ello puedes apoyarte de muchos registros publicados por autoridades del ramo y elegir el nicho, que de acuerdo a tus características, sea el punto de equilibrio entre lo que te es factible y lo que te será rentable, y así desarrollar ventajas competitivas que sean percibidas por ese nicho, sin dejar lado la forma en que harás llegar tus productos a sus consumidores internacionales, es decir, pon especial cuidado en la logística y distribución.

Ya hablamos del producto, del mercado y de la distribución, pero para cerrar éstos aspectos importantes previos a exportar, debemos hablar del que estoy seguro, es el que más te interesa, el precio, y es que la dinámica de precios en el marco de la exportación es sustancialmente distinta a la aplicada en mercados locales.

Para fijar tus precios hay que estar al tanto de dos vías que son contrarias entre sí, pero que a la vez deben complementarse, por un lado fijar precios lo suficientemente bajos que te permitan ser competitivos ante tus competidores internacionales y por otro deben ser los suficientemente altos que te permitan cubrir tus costos de producción, los atribuibles a la exportación y obviamente tu margen de utilidad.

Ahora ya estas casi listo para lanzarte a la aventura internacional, pero no lo hagas solo, acompáñate de profesionales especializados que te guíen en éste apasionante camino.

ALFREDO COBOS.